• monoperro

Un recuerdo de miedo


Sólo el que vivía en el pueblo sabía dónde estaba el túnel. Según decía, era un túnel de la guerra civil, aunque no lo era. Cruzarlo quedaba siempre como algo improbable, lo que le daba una emoción más intensa, sabiendo que esa ocasión nunca llegaría. Un día, aparecieron los primos alemanes de alguien de la pandilla, tres chicas, las mayores y dos chicos, y el primer día surgió lo del túnel, poniéndose en duda su existencia. Eso y la intención de impresionar a los nuevos, hizo que se abriera la posibilidad de ir. Yo, que era el pequeño del grupo, unos 13 tendría, me preparé como si fuese a la luna; linterna, cantimplora, chubasquero y además, puse una vela y la caja de cerillas de la cocina. Hasta el túnel tardamos un buen rato, estaba escondido en medio del bosque. La puerta de entrada tendría como medio metro, una puerta de hierro oxidada sin cierre. El túnel era más alto, yo recuerdo ir totalmente erguido. Impresionaba la oscuridad absoluta de dentro, en contraste con la luz del mediodía. Enseguida comenzamos a caminar entre risas, gritos y bromas, así seguimos, cada uno palpando al de delante y viendo los halos de luz de las linternas. Poco antes de llegar a la cúpula central a uno de los primos alemanes se le salió un zapato, quién nos guiaba, que llevaba la mejor linterna, volvió a ayudar, mi linterna acababa de morir. Me quedé con la mayor de las chicas alemanas, que tampoco tenía linterna y nos adelantamos unos pasos hasta la cúpula central, a esperar al resto, después alguien más del grupo se unió a nosotros, ella al sentirlo le preguntó, en inglés, si sabía cuál era el camino, a lo que él le dijo que no, yo no reconocí su voz por el eco, entonces me acordé de mi vela y mis cerillas. Al encender una le vimos, ella me agarró fuerte, como yo, se había dado cuenta de que no era alguien de nuestro grupo, la cerilla se apagó e inmediatamente encendí otra. Al encender la cerilla ya no estaba, nos miramos y en eso aparecieron los demás y seguimos caminando de la mano hasta la salida. Lo curioso de este recuerdo es que me hace ver que toda la vida he estado paralizado por el miedo, sin embargo esta vez, que tuve una razón real para tenerlo, no lo sentí.

17 vistas

© 2017 monoperro.com

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle