top of page

El sol


Estaba esperando la salida del sol, pensando en que este iba a ser un día soleado y fresco. 

Fue entonces cuando sentí una inquietud. Algo estaba molestándome la visión del lento amanecer. Hice una comprobación rápida y sí, había algo: me hacía pis.

Rápidamente me dirigí hacia el cuarto de baño, no quería perderme la luz roja del nuevo sol impactándome en los ojos. Al entrar en el baño, veo al que en el espejo se hace pasar por mí, y encima, qué horror, vaya pelos. Abrí el grifo, puse las manos juntas como un bol, y cuando las tenía llenas de agua fresca me lavé la cara. Qué gusto —pensé—, cuando vi al sonriente cepillo de dientes que me saludaba. Eso es. Lo agarré y me cepillé los dientes durante un momento. Al dejar el cepillo concluí que necesitaba un secado de cara. 

Mientras la toalla succionaba el agua de mi cara ¡Ay! —recordé—: El sol. Me fui hacia la ventana sin pausa. En el camino se me cruza la mirada inocente de un gato. La mirada me impide pasar, por lo que no puedo evitar rascarle el cuello, que es lo que le gusta. Ronronea. Agua —pienso de golpe—, quizás es agua y no caricias. Voy a ver si el gato tiene agua. Tiene, pero aún así se la relleno. Todavía no ha aparecido el sol. Qué sed —pienso. 

Le dejo al gato su agua. Abro el armario para coger un vaso. Abro el grifo. El vaso se llena lentamente. Parece que el agua también está dormida. Mientras bebo miro hacia donde estará el sol. Vuelve la inquietud. Qué pasa —me pregunto—, cuánto tarda el sol hoy en salir ¿no? ¿Será que tengo más sed? Bebo otro vaso. Pero sigue la inquietud. Qué raro. ¡Ah! Claro si me hacía pis. Miro hacia el horizonte. El sol no sale todavía. Rápido, hay tiempo. Voy de nuevo al baño. Al entrar, otra vez él. ¡Aha! Los pelos. Pero no te había peinado ya. Lo siento, tengo que hacer pis… el amanecer… lo siento. Al terminar voy rápido a la ventana. El sol todavía no ha salido. Vuelvo corriendo. Abro el grifo y con el agua que sale del grifo me peino un poco. 

Corro de nuevo hacia la ventana. Me planto. Después de un momento, lo veo aparecer en silencio. Rojo. 

Quizás el sol me estaba esperando.

Quizás, es que hay cosas, que por mucho que te pierdas, acaban sucediendo.

27 visualizaciones

Comments


  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Spotify - Círculo Negro
bottom of page