top of page


Es importante que sepas el poder que tienes, y para eso es necesario saber de dónde viene ese poder.

Todo poder necesita legitimidad, sin darle legitimidad a tu poder, tu poder queda como una abstracción fantasiosa, algo sobre lo que se puede dudar, algo que quizás sea o no sea, o algo a evitar.

Lo primero es ver toda la densidad de significado que aparece alrededor de la palabra, en lo que se te aparece cuando piensas en la propia palabra «Poder», porque en el significado inmediato, y la emoción inmediata que lo acompaña, está el gobierno inconsciente de tu poder, está la legitimación inconsciente, eso es lo que gobierna no solo la palabra, también tu capacidad.

Cuanto más inconsciente es el poder, más te separa de tu capacidad, más reactivo, más se centra en lo que no puede, más conectado con la demanda.

Tu poder no actúa en soledad, tu poder está en relación con el mundo, siente, conoce, ve, escucha, interactúa, no es una apisonadora, es un organismo vivo, es el permiso de ser.

Si, por ejemplo, la palabra «Poder» te evoca inmediatamente la sensación de dominio, ese va a ser el impedimento emocional que va a interponerse en tu acción.

Cualquier información inconsciente que surja alrededor de la palabra va a ocultar, por reflejo simbólico, la parte más intensa de tu capacidad.

La legitimación consciente de tu poder viene del manifiesto e indudable hecho físico y metafísico de ser tú.

Eres en el mundo y eso te legitima para poder ser en el mundo.

Eres para ser desde ti, y si es desde ti es desde todos, si es contra ti es contra los demás.

Tú poder es el privilegio de ser tú en expansión.

Tu poder es lo que reintegra en el mundo el beneficio de ser tú en él, porque sin ti no tendría el beneficio de ser el mundo.

Puedes porque eres y eres porque puedes.


35 visualizaciones

Kommentare


  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Spotify - Círculo Negro
bottom of page