El primer día


Hace cuarenta y ocho años, justo ahora, cuando llevaba sólo unas pocas horas en este mundo, aparecieron en la habitación del hospital en el que nací, mientras mi madre dormía, un par de enanitos. Se acercaron a mí, y me contaron, con gran abundancia de detalles, todo lo que iba a ocurrirme en la vida, todo lo más importante. No recuerdo cuánto tiempo estuvieron, pero sé que fue mucho, varias horas, en las que lentamente fueron contándome lo que me iba a ocurrir, lo que iba a sentir, cómo me iba a afectar, para qué me iba a servir esa o aquella otra experiencia. Todo esto que me contaron lo olvidé en los siguientes días, sin embargo, esa información ha estado conmigo siempre, como una base de seguridad, en una superficie de inseguridad, como una base de saber, en un superficie de no saber nada, como una base de mí, en una superficie de estar perdido.

Toda esta información la he ido recordando a medida que he ido viviendo, entendiendo soterradamente, que todo tiene, y ha tenido, un sentido, que está mucho más allá de lo que, desde la realidad de este mundo, se puede llegar a entender, sin embargo este sentido, es lo que lo sostiene todo, es el que nos lleva.

Una de las cosas que me contaron mis enanitos, es que a todos los bebés, el primer día de su vida, se les aparece, a veces es un ángel, a veces una hada, u otro tipo de ser, dependiendo de la particular oniria de cada persona, y que este mensajero, le cuenta todo lo que le va a ocurrir, para que este sentido implícito le acompañe siempre, como un abrazo de certidumbre.


@Muchas gracias @aukaimusic por esta foto.

35 vistas

© 2017 monoperro.com

  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Spotify - Círculo Negro